lunes, 29 de junio de 2009

“Luis Beltrán Prieto Figueroa” ¡Joven, empínate!

Ideales y deberes juveniles

Prieto, en su libro ¡Joven, empínate¡ aspira que estas líneas sirvan de guía a las nuevas generaciones y que de alguna manera comprometan y motiven a los jóvenes para que se levanten, que no se conformen con el fruto que ha caído, sino, que luchen por alcanzar el que esta entre las ramas; empinarse, es colocarse en la punta de los pies, pero en este libro es visto como el hombre que mira siempre hacia arriba, el que se dirige al logro de sus objetivos, el que supera todos los obstáculos que se presentan en el camino, es visto como un deber que debe cumplir cada uno de los jóvenes en busca de una patria mejor.

Hoy día la juventud vive rodeada de un mundo lleno de problemas económicos, morales y familiares, problemas permanentes de desadaptación y cambios que nos obligan a captarlos para entender a los jóvenes y buscar un modo de orientarlos, esto sin duda alguna es lo que el maestro de maestros buscaba; orientar, impulsar a los jóvenes dejando como guía ésta y muchas otras obras para todos aquellos que se encuentren desorientados, asimismo se considera que es tarea de los maestros hacer llegar a niños, jóvenes y adultos cada una de esta palabras expuestas por “Luis Beltrán Prieto Figueroa”

El maestro Prieto, cuando habla de tareas o deberes de la juventud se refiere a que deben ser tareas que ayuden al crecimiento personal, creando seguridad en si mismos, donde se ponga en practica esas destrezas y habilidades que contribuyen a destacarlos en el mundo que los rodea. Es importante resaltar que este crecimiento va a depender del mejoramiento de las comunidades y de la ayuda que les brinde el entorno social.

Asimismo, Prieto afirma que “juventud implica responsabilidad social” y que “Querer es Poder” con estas frases busca ubicar al lector en que muchas veces se quiere mas de lo que se puede, no se trata de limitarse las metas, sino de tener claro que no todo lo que se quiere se puede, el querer es poder cuando lo que se quiere esta dentro de los limites humanos, de la aspirabilidad; hay que aprender a medir los alcances del querer, para que en el fracaso no se encuentre el desaliento que debilita el querer y frena todo impulso generoso, por tal motivo Prieto recomienda que no se debe apuntar a varios objetivos a la vez porque con ello se divide la voluntad. Es necesario mencionar que no se trata solo de buscar bienes personales sino también que esos objetivos estén dirigidos hacia un bien colectivo, que ayuden a servir a la patria Venezuela.

Los deberes Juveniles deben formar parte de los proyectos de vida; cada ser humano esta en la obligación de buscar la mejora de la sociedad, comenzando por rescatar los valores que se han perdido en el tiempo, una forma de comenzar es la recomendada por Prieto, teniendo fe en si mismos, siendo este, “el elemento indispensable de toda superación humana” de lo contrario puede considerarse como un desecho dentro de una comunidad; es necesario que todos aprendamos a conquistar la fe en si mismos sin esperar del compañero, del profesor, ese estimulo que nunca llega; así como a través del estudio diario se vencen las dificultades de cada materia o perfeccionando cada vez mas el trabajo se hace necesario recuperar la fe en si mismo y el amor por la patria, solo así será posible cumplir los deberes que formula el autor.

Prieto, propone que los jóvenes de hoy sean como la generación que lo rodeaba en su juventud, la cual el llamaba “generación de carbón” ya que eran como brazas encendidas que se quemaban produciendo calor para poner en marcha toda el ansia de un pueblo, lo ideal seria que la juventud que vive rodeada de innumerables problemas y envuelta en el mundo de la moda y de la tecnología tomen conciencia y enciendan esas cenizas de la generación que lucho por una patria mejor.


A manera de resumen se puede decir que las tareas ineludibles que Prieto plantea son las siguientes:

• Informarse suficientemente en los objetivos que mueven el que hacer Venezolano.
• Trabajar en las organizaciones del campo y de la ciudad para ayudar a los campesinos y a los obreros en las tareas de su mejoramiento individual y colectivo.
• Sobresalir y servir de ejemplo como lideres de Venezuela, por la juventud Venezolana y por el porvenir que esta representado por cada uno de los ciudadanos.

Por ultimo, es necesario señalar que Prieto considera que; “el trabajo por la juventud y el trabajo para la juventud son quehaceres de la educación” formar con una clara conciencia de los que somos y de lo que queremos es una función educativa, es una tarea ineludible en la cual esta comprometida la actividad entera de los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada